Equipos & Piscinas

Equipos & Piscinas

Accesorios, Químicos para Piscinas, Jacuzzis, Tratamiento de Agua

Aceite de coco 


Durante miles de años, el aceite de coco se ha utilizado para proteger, limpiar y nutrir el cabello. La composición químicadel aceite (triglicéridos de cadena media) pasa fácilmente a través de la membrana celular de tu pelo para penetrar profundamente el eje del cabello en sí. Esto permite que el aceite de coco evite la pérdida de proteínas y reemplaza los aceites naturales del cabello perdido debido a la exposición diaria a las toxinas y champús frecuentes. Un masaje tópico con aceite de coco natural es el mejor método para su aplicación. Mantener el cabello saludable no sólo previene la pérdida de cabello, pero puede ayudar a volver a crecer el pelo.

Aceite de linaza


El lino es una planta azul que se cultiva en las praderas canadienses para recoger sus semillas. El aceite natural que se extrae de ellas es muy recomendado para la nutrición general del cuerpo, por ser una gran fuente de ácidos esenciales. Sirven por ejemplo para reducir el riesgo de enfermedad coronaria. La dosis diaria recomendada es de al menos 1000 mg entre una y tres veces diarias. Si usted no consume mucho pescado, adquiera aceite de linaza para darle al cuerpo todas las vitaminas que necesita y con ello acelerar el crecimiento del cabello.

Aceite de Oliva

La hormona dihidrotestosterona (DHT) pone una llave en el cabello y reduce el tamaño del folículo piloso. Por lo general, se considera que es una gran parte de la causa de patrones de calvicie masculino. El aceite de oliva bloquea el DHT para que no haga trabajo sucio y promueve el crecimiento normal del pelo. Al estar cargado con antioxidantes, el aceite de oliva libera la piel de los radicales libres, estimula la circulación y aporta nutrientes al cuero cabelludo y a los folículos pilosos también. 

Aceite de Lavanda.

Además de ser el aceite esencial más popular, la lavanda también se considera ser uno de los tratamientos naturales más eficaces para la prevención de la pérdida del cabello. Su capacidad para combatir la alopecia areata (una condición común responsable de la pérdida excesiva del cabello) permite un considerable re-crecimiento dentro de meses de uso regular. Junto con los efectos preventivos, el aceite de lavanda es un poderoso antiséptico. Las propiedades desinfectantes de este aceite no sólo tratan muchas afecciones del cuero cabelludo, sino también luchan contra los microbios, hongos y otros virus.

Aceite de Ricino.

Aunque comúnmente es conocido por su uso como laxante natural, el aceite de ricino es también muy eficaz en el tratamiento de la pérdida del cabello. El aceite de ricino contiene ácido ricinoleico: un fuerte agente antibacteriano y anti-fungicida, que protege el cabello y el cuero cabelludo de infecciones. Los ácidos grasos omega-9 y las propiedades humectantes del aceite hidratan y nutren el cabello dejándolo grueso, brillante y fuerte. 

Aceite de Semilla de Uva.

El aceite de semilla de uva contiene potentes propiedades hidratantes que se consideran eficaces cuando se utilizan en el cabello y el cuero cabelludo; tiene la capacidad de transformar el cabello como ningún otro sistema de tratamiento del cabello. Este aceite en particular es mucho más ligero y con menos grasa que sus rivales, como el aceite de oliva, debido a su composición ligera que se absorbe fácilmente en la piel y el cabello sin apelmazar y eliminar el volumen. El aceite de semilla de uva es adecuado para su uso con cualquier tipo de cabello y porque contiene cualidades hipoalergénicas, es ideal para aquellos que tienen la piel sensible. Es una sustancia clara y es casi completamente inodora, por lo que es el compañero perfecto para el uso con los champús y acondicionadores naturales.

Aceite de Jojoba.

Derivado de la semilla de la planta de jojoba, esta cera líquida es similar en composición al sebo, la crema hidratante / acondicionador natural producida por el cuerpo. A diferencia de la mayoría de los otros aceites utilizados en los tratamientos del crecimiento del pelo, el aceite de jojoba no penetra en el cabello. Más bien sella el folículo piloso para sellar la humedad. Romper la acumulación de la costra es cómo la jojoba beneficia la salud del cabello. La costra del sebo hace el cabello quebradizo y crea un bloqueo en la raíz. 

Aceite de Almendras.

Prensado en frío de las semillas de almendras, el aceite de almendras está del lado del aceite de oliva por su capacidad para proteger e hidratar el cabello. Cuando masajeas en el pelo, el aceite de almendras elimina la acumulación de células muertas de la piel y alivia la inflamación del cuero cabelludo y permite que el pelo crezca libremente. Aunque el aceite de almendra no es conocido como que ayude a crecer el pelo, sí protege y estimula el crecimiento de los folículos pilosos existentes haciéndolos menos propensos a la rotura. El aceite de almendra es también muy eficaz en el tratamiento de enfermedades de la piel como dermatitis seborheic. Las personas con alergias a las nueces deben tener precaución al utilizar aceite de almendras y deben dejar de utilizar si se producen reacciones alérgicas en la piel.

Aceite de Romero.

El aceite de romero se destila de la hierba de romero, un miembro de la familia de la menta por sus numerosos beneficios para la salud interna y externa. El aceite es conocido como que ayuda a dilatar los vasos sanguíneos y estimula la división celular. Esto, a su vez, estimula los folículos del pelo para producir nuevos cabellos. El aceite de romero también se cree que inhibe tanto la pérdida de cabello y encanecimiento, además de la eliminación de la caspa y suaviza el cuero cabelludo escamoso. Las propiedades desinfectantes del aceite también ayudan en la prevención de las bacterias y otros organismos dañinos que prosperar en el cabello y el cuero cabelludo.


Aceite de pescado.

Contiene 2 ácidos grasos omega-3 esenciales, el ácido eicosapentaenoico (EPA) y ácido docosahexaenoico (DHA). El aceite de pescado durante mucho tiempo ha sido conocido por ser un componente crítico para la salud ya que nuestros propios cuerpos no producen estos mismos ácidos. La lista de beneficios para la salud del aceite de pescado es larga e impresionante. Aunque no ha habido suficiente investigación realizada sobre los beneficios del aceite de pescado en el crecimiento del pelo para establecer una relación directa, se sugiere que los efectos nutritivos del aceite que tiene en la piel, también se aplicarían al cabello. A diferencia de otros aceites esenciales, el aceite de pescado no se utiliza por vía tópica. Se toma en forma de cápsula y pone sus poderes curativos a ser utilizados desde dentro hacia fuera.

 

Aceite de Árbol de Té.

El aceite de Árbol de Té (comúnmente conocido como aceite de melaleuca), en una solución diluida ayuda a desbloquear los poros tapados en el cuero cabelludo. También hidrata la piel y el pelo, y las condiciones de sus propiedades anti-bacterianas protegen la piel contra las infecciones bacterianas y fúngicas. Mediante la promoción de la salud general del cabello y el cuero cabelludo, así como impulsando todo el sistema inmunológico del cuerpo, el aceite de árbol de té es muy eficaz en la curación de cabello dañado ya que le permite crecer largo, grueso, fuerte y saludable. 

Aceite de Aguacate.

El aceite de aguacate es una fuente poderosa de propiedades beneficiosas que son todas muy importantes cuando se trata de mantener el cabello bien nutrido y saludable. Este potente brebaje compuesto de vitaminas esenciales, incluyendo la vitamina A, esencial para promover el crecimiento de células sanas de los folículos pilosos, vitamina B6 para mantener el color y el brillo del cabello, y a prevenir la pérdida de cabello; y la vitamina E, un poderoso antioxidante que ayuda a aumentar el fluído sanguineo a los folículos del pelo y el cuero cabelludo para estimular el crecimiento del cabello sano.

Aceite de Mostaza.

El aceite de mostaza ha demostrado ser un tratamiento muy eficaz para aquellos que sufren de pérdida de cabello. El aceite de mostaza contiene altos niveles de selenio y zinc, esto es importante ya que los estudios han demostrado que la pérdida de cabello puede comúnmente ser un resultado directo de la falta de estos dos nutrientes.

El aceite de mostaza es un estimulante. Estimula la piel en el cuero cabelludo, crea una sensación de calor a medida que aumenta la circulación sanguínea y ayuda a eliminar el exceso de acumulación de cualquier aceite en el cuero cabelludo. Todos estos factores están directamente relacionados con el mantenimiento de un cuero cabelludo sano, haciendo el pelo más fuerte y en última instancia, ayuda a reducir o incluso prevenir la pérdida de cabello.

Aceite de Semilla de Uva.

El aceite de semilla de uva contiene potentes propiedades hidratantes que se consideran eficaces cuando se utilizan en el cabello y el cuero cabelludo; tiene la capacidad de transformar el cabello como ningún otro sistema de tratamiento del cabello. Este aceite en particular es mucho más ligero y con menos grasa que sus rivales, como el aceite de oliva, debido a su composición ligera que se absorbe fácilmente en la piel y el cabello sin apelmazar y eliminar el volumen. El aceite de semilla de uva es adecuado para su uso con cualquier tipo de cabello y porque contiene cualidades hipoalergénicas, es ideal para aquellos que tienen la piel sensible. Es una sustancia clara y es casi completamente inodora, por lo que es el compañero perfecto para el uso con los champús y acondicionadores naturales.

Aceite Rosa Mosqueta


El aceite de Rosa mosqueta es utilizado con éxito para tratar el cabello seco y quebradizo otorgándole más vigor, resistencia e hidratación.


Modo de Uso:Para usarlo en el cabello se embebe un algodón con el aceite y se pasa por todo el cabello, cubrir con una gorra-toalla-plástico dejándolo actuar entre 30 minutos y 3 horas, luego lavar con el shampoo que usamos normalmente. No usar en cabello graso. Puede mezclarse con el aceite de almendras dulces. 

Carro de Compras


 x 

Carro vacío

VM - Featured products

Formulario Contacto

Formulario de contacto

Contactenos:

Estamos ubicados en Bogotá, Colombia en la Calle 74 No. 20 A 63 Barrio San Felipe.
Si desea contactarnos solo tiene que llenar el formulario que se encuentra a continuación, o lo puede hacer también por los siguientes medios:

• Celular (57)3156255048 o (57)3004613321
• Tel. Fijo (571) 6068447
• Email: soluquing@gmail.com

Joomla forms builder by JoomlaShine